jueves, 29 de marzo de 2012

AS FRAGAS DO EUME


 Hemos ido de excursión a las FRAGAS DO EUME y nos ha encantado el lugar. Ha sido un paseo estupendo cerca del río que nos ha transportado a un mundo lleno de magia, y no puede ser menos porque cuenta la leyenda que con el río Eume nacieron dos ríos más, el Sor y el Landro. Dios les prometió una ofrenda por cada año de su vida para el primero que llegase al mar. Los tres, muy emocionados e ilusionados por la promesa emprendieron el camino juntos y pactaron que lo recorrerían los tres como hermanos de nacimiento que eran. Pasaron jornadas agotadoras por lo que en un maravilloso lugar verde y cálido decidieron descansar para reponer fuerzas y se quedaron profundamente dormidos. Después de horas de sopor y sueños de grandeza, Sor despertó y traicionándolos emprendió el viaje hacia el Océano, pero Landro al ver lo que había hecho su compañero se marchó también y dejaron al pobre Río Eume inmerso en sueños de ilusión y esperanza por llegar al mar... Cuando despertó se dio cuenta de que había sido abandonado por sus queridos amigos y enfureció de tal forma que completamente embravecido emprendió el viaje hacia el Océano con tal fuerza que cubrió con su manto todo lo que se interpuso en su camino, formando valles y saltos con toda la hermosura que hoy conocemos... Así fue el primero en llegar y los pobres ríos Sor y Landro se quedaron relegados a un segundo plano como simples afluentes que ahora son.

Es una bonita historia para contar a los niños mientras paseamos por lugares tan hermosos como estos que os voy a enseñar:


¿Quién ha dicho que no hay duendes? Los niños encontraron uno de raíz... ¡Qué imaginación! Aunque si te fijas yo hasta lo veo saltando...



Desde uno de los puentes colgantes por los que podemos pasar se puede ver una zona de tranquilidad del río...


Durante todo el trayecto cruzábamos de un lado al otro del río por puentes como el de la foto. Unos mejores, otros peores, la verdad que este era nuevo y no había peligro en ninguno, a excepción de los que tienen vértigo, como me pasa a mi, que tengo un miedo de cruzar...


El agua corre libre por estos parajes. ¡Qué felicidad!


Y hasta aquí hemos llegado...La verdad es que esto que os he enseñado es muy poquito en comparación con lo que os podéis encontrar, realmente merece la pena conocer este lugar tan maravilloso y mágico.

¡Espero que hayáis disfrutado con esta pequeña historia!

8 comentarios:

  1. nice blog checkout mine on

    http://www.onjokes.blogspot.com

    feel free to leave a comment

    ResponderEliminar
  2. Hola:
    desde hoy te sigo en tu blog y te invito a conocer el mío...
    http://todoeldiadecompras.blogspot.com
    Besos

    ResponderEliminar
  3. parece un lugar precioso la verdad, para relajarse, escuchar musica y mirar hacia arriba y simplemente ...respirar!!!

    www.meryswardrobe.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Que bonitas , tengo unas ganas de ir... lo malo esque vivo ta lejos... Deben de ser preciosas...¿no? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son bonitas, desgraciadamente la semana pasada se vieron afectadas por un incendio. Una pena.

      Eliminar
    2. ¡Gracias Maluni! Soy de Pontedeume y vivo en el paseo marítimo, a las oríllas del río Eume.No sé de donde eres pero me há emocionado mucho tu reportaje y más después del incendio que al parecer provocaron la semana pasada.Por aquí sufrímos muchísimo con este terrorísmo ecológico. Esta fraga es una de las más importantes de Europa y como bién dices pasear y adentrarse en ella es como un sueño.A pesar del fuego , yo invitaría a que vengan aquí de excursión un día o más, por fortuna se salvó gran parte de la flora y fauna.Tenemos ilusió y esperanza en poder regenerar lo perdído.

      Eliminar
    3. Hola! Soy de Pontevedra y me encantaron. Yo también invito a todos a que se vayan a pasar unos días allí que es preciosa la zona. Besitos!

      Eliminar
  5. Acabo de descubrir tu blog. Y me gusta mucho. Me encanta como tratas los lugares, con leyendas como yo. Seré una fiel seguidora. Gracias Maluni. Un abrazo.

    ResponderEliminar